PROGRAMAS BIM Y PREFABRICACIÓN.

El programa Autocad supuso el final de las mesas de dibujo, rotrings, tecnígrafos, escuadras, cartabones e interminables noches bajo el flexo dibujando los casetones de un forjado reticular, o la textura del hormigón punto por punto, o incluso las corrugas de las barras de acero en los detalles constructivos.

La mejora en la productividad de los estudios de arquitectura y departamentos técnicos de empresas constructoras fue considerable, y de forma gradual supuso el inicio de la crisis en la profesión de delineante, una década antes de iniciarse en 2.006 la crisis del sector inmobiliario en España.

En la transición del “rotring” a los programas  CAD hubo muchos factores favorables, empresas interesadas en abrir mercado y vender un producto novedoso, ventajas evidentes en cuanto a la productividad, un mercado inmobiliario en clara expansión y el adoptar esta nueva tecnología solamente implicaba una formación intensa de los técnicos, sin que ello supusiera en un principio un cambio en la forma de trabajar de constructoras y subcontratas.

El término BIM, que literalmente significa Building Information Modeling, puede traducirse como “Modelado de la Información de la Construcción” aunque una traducción que nos permitiría comprender algo más sería “Modelado del Edificio Paramétrico relacionado con Bases de Datos”

El BIM permite la creación de un edificio virtual del que se obtiene información tradicional como plantas, alzados, secciones, al tiempo que se trabaja con bases de datos de componentes, sus características, sus precios, el momento en el que van a ser construidos y todo ello es actualizable en tiempo real, ya que cualquier cambio en la base de datos se aplica al conjunto del proyecto de forma inmediata.

La metodología de trabajo con programas BIM lleva en el mercado desde principios de la década de los ochenta del siglo pasado, en el año 1.984 salió al mercado el programa Allplan, desarrollado por la empresa Nemetschek. el software era una solución interna de un despacho ingeniería de Múnich, Alemania, liderado por el profesor Nemetschek, posteriormente  la empresa húngara Graphisoft creo en 1.987 su software Archicad, recibiendo el impulso final en el año 2.002 cuando el gigante del software Autodesk comenzó utilizar el concepto BIM al comprar la compañía texana Revit Technology Corporation.

A España esta revolución ha llegado tarde y mal por muchos factores, algunos atribuibles al triunfalismo del sector durante el periodo 1.998 – 2.008, otros atribuibles a los usos y costumbres del país, pero que sea como fuera hemos de tener como referencia lo que acertadamente se está haciendo en otros países y que acabará llegando, en este punto destaca la iniciativa de Reino Unido de obligar a que en 2.016 todos los proyectos se realicen con tecnologías BIM.

http://www.bimtaskgroup.org/

The Government Construction Strategy was published by the Cabinet office on 31 May 2011. The report announced the Governments intention to require: collaborative 3D BIM (with all project and asset information, documentation and data being electronic) on its projects by 2016.

Llegando a este punto resulta obvio que la migración a la tecnología BIM es una cuestión importante y urgente en nuestro sector, pero quedarnos únicamente con esta idea supone pensar que todos los males se solucionan mejorando la calidad de los proyectos, que el resto de los agentes implicados en el proceso van a poder seguir trabajando de forma tradicional, y que como consecuencia del buen hacer de los técnicos en fase de proyecto se va a producir el milagro.

Si el uso del programa BIM finaliza cuando se imprime el proyecto y se manda al Colegio Oficial, al Ayuntamiento, al Cliente y al Contratista principal, para proceder a construir el edificio de forma tradicional supone comprender la forma pero perderse el fondo, supone aprovechar las ventajas del BIM en fase de proyecto pero renunciar a un notable incremento de productividad durante la construcción del edificio, que es donde están en juego las cantidades importantes, así como el no poder poner a disposición del cliente final una eficaz herramienta de Facility Management.

Como ejemplo de uso intensivo de programas BIM y Prefabricación expongo los siguientes esquemas y capturas de pantalla obtenidas de un video corporativo realizado por la empresa constructora Skanska y presentado por Helen Juan, Virtual – Design and Construction Manager- y Greg Smith, regional director of virtual design and construction for Skanska.

1.- Una vez realizado el proyecto empleando un programa BIM la empresa constructora puede hacer simulaciones en las que ubicar de forma óptima elementos como grúas, accesos, zonas de carga y descarga, o casetas de obra.

2

3

Asimismo y colocando el plano sobre el emplazamiento de la obra se puede obtener una idea muy clara de las injerencias que se pueden generar con inmuebles contiguos en funcionamiento.

4

Utilizando los filtros por fases también se planifica como va a desarrollarse la obra, que fases va a tener la construcción, que unidades van a ejecutarse y en que secuencia, pudiendo tener planificados todos los trabajos con gran detalle antes del inicio de la obra.

5

Asimismo, el proyectista conoce de forma objetiva, sencilla y prácticamente en tiempo real el impacto en el entorno que va a tener el edificio, sin necesidad de encargar infografías.

6

Los interiores quedan perfectamente definidos, pudiendo mostrar al cliente una muestra muy aproximada de cómo quedará el edificio terminado.

7

En edificios como hospitales, el disponer de un modelo en 3 dimensiones con el que comprobar como las maquinas van a poder ser dirigidas desde lugares con una visión óptima, resulta de vital importancia.

8

En lo referente a las instalaciones, el disponer de un modelo 3D a pie de obra supone conocer cómo y por donde habrán de colocarse los diferentes conductos, en que niveles y en qué orden.

9

10

Disponer de un modelo 3D también permite planificar mejor donde y cuando abrir zanjas, en qué orden se han de realizar los trabajos y valorar las posibles injerencias con instalaciones ya existentes.

11

Asimismo, puede planificarse mucho mejor la colocación de elementos para la prevención de riesgos laborales, andamios, vallas, cierre de huecos de forjados, injerencia con grúas, señalización de zonas de trafico de maquinaria pesada.

12 13

Y dentro de la planificación de todo el proceso constructivo, conocer y poder transmitir con eficacia y de forma inequívoca a las empresas subcontratistas las prioridades en el suministro de materiales y equipos.

15

El disponer de un modelo BIM permite conocer al detalle la ubicación de todas las instalaciones, circunstancia que en el caso de estancias como habitaciones de hospital son de vital importancia.

16

También permite tener un estricto control en el replanteo de viales o plazas de aparcamiento, así como posibles injerencias con instalaciones, elementos estructurales o elementos arquitectónicos.

17

Los datos alojados en el modelo BIM pueden exportarse a los equipos topográficos y poder garantizar asi un perfecto replanteo de elementos estructurales o de cualquier índole.

19

El trabajar con esta metodología BIM implica disponer de los equipos adecuados en obra, y poder trabajar con un detalle tal que a la hora de montar un pilar prefabricado circular los ángulos de grifado de los redondos se colocan tal y como se describen en proyecto.

20 22

El trabajar con una metodología BIM también facilita notablemente el trabajo con grúas y maquinaria pesada, permitiendo en todo momento conocer al detalle que se está haciendo, donde se está haciendo, y que injerencias con otras instalaciones pueden producirse.

23 24 26

Trabajar en 5D permite tener un control optimo en las mediciones, presupuestos y certificaciones, y la eficacia y transparencia de esta metodología ha hecho que el gobierno británico haya dispuesto que a partir del año 2.016 todos los proyectos que vayan a ser licitados habrán de realizarse en este formato.

27 31

Tal y como he comentado anteriormente, una cuestión es plantear un impecable modelo BIM y otra muy distinta el construirlo de forma eficiente, para ello las instalaciones se prefabrican en taller y se colocan en obra.

El disponer de un modelo BIM permite construir en taller las instalaciones con total precisión para posteriormente poder transportarlas y colocarlas en obra.

El tamaño y el peso de los MEP Racks se calculan de forma óptima para su transporte, disponiendo el personal de obra de todos los medios necesarios para colocar cada sección en su sitio.

En el siguiente video puede observarse como se fabrican los MEP RACKS en taller:

32

Plano de ubicación de cada uno de los MEP Racks.

33

Instalación previa a la división en MEP RAKS.

34

División en MEP RAKS.

35

Ficha técnica de detalle de un MEP RACK:

36 37

MEP RACK terminado y colocado en obra.

38 39

Fabricación en taller de cuartos húmedos y su posterior colocación en obra, con esta metodología se reducen costes, plazos de ejecución, riesgos laborales así como se produce una notable mejora en la calidad y en las tareas de Facility Management.

40
42

Con el objeto de disponer del modelo BIM en la obra se han desarrollado equipos portátiles que permiten trabajar de forma óptima, pudiendo obtener tanto una visión global del inmueble como numerosos detalles de cada uno de los componentes.

                                                                                                                        41

43 44

El trabajar con esta metodología permite transmitir en tiempo real comentarios, preguntas, dudas entre el equipo en obra, el equipo en las oficinas centrales de la empresa constructora y el despacho de los arquitectos proyectistas.

45 46

El uso masivo de dispositivos móviles portátiles y el trabajo en la nube de todos los profesionales intervinientes permite disponer en todo momento de toda la información necesaria para poder construir el edificio.

47

Los lectores de códigos de barras o de etiquetas con información transmisible por radiofrecuencia permiten conocer datos como el fabricante de cada elemento, fecha de fabricación, descripción y propiedades, y el lugar y el momento de colocación final en obra.

48 49 50 51 52

Las ventajas de esta metodología de trabajo en el Facility Management son notables ya que el usuario final recibe toda la información del inmueble que ha de mantener y gestionar, por poner un ejemplo sencillo, señalando un elemento de una instalación se pueden conocer las características técnicas, su periodo de garantía, datos del fabricante y del instalador, medidas de mantenimiento preventivo, instrucciones de montaje y desmontaje, así como consejos para mejorar su eficiencia energética.

53

Alcanzar un funcionamiento óptimo de esta forma de proyectar, construir y mantener un edificio supone el conseguir un trabajo en equipo de proyectistas, profesionales de la empresa constructora principal, subcontratas con técnicos formados en trabajar con BIM, fabricantes que suministren las familias para Revit y una sólida infraestructura gestionada por profesionales altamente cualificados en la gestión y el mantenimiento de redes informáticas.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s